Diciembre es un mes de parada para las hortalizas, ya no deben

quedar restos de cosecha de primavera y aprovecharemos para

dar un volteo mediante laya al terreno que permitirá el aireado y

oxigenado de la tierra.